Buscar
  • Graphiclassic

LA MUJER DEL MAGO



Estudio pormenorizado de La Mujer del Mago de Charyn y Boucq

Comenzamos este blog rescatando la obra maestra de Jerome Charyn y François Bouq,

La mujer del mago. Una obra que ha superado con éxito los 25 años, y que sigue

fascinando, tanto al lector como al estudioso, por su magnífica mezcla entre lo real y lo

imaginado.

La historia trata de la infancia de Rita Wednesday. Una muchacha de Saratoga, que vive

con su madre, viuda de guerra, en la mansión de un mago llamado Edmond. La madre

ayuda al mago en sus espectáculos, mientras la niña sueña con ser la esposa del mago y

vivir fantasías de ensueño. Con el tiempo la relación entre el mago y la madre se

degrada, y Edmond terminará abandonándola para casarse con Rita. Esta etapa termina

con la muerte de la madre en Venecia, y la huida Rita a Nueva York.

Rita desarrollará poderes licántropos cuando se siente amenazada en Central Park, y la

trama se complica con una serie de asesinatos violentos que concluyen con la muerte del

mejor y único amigo de Rita en ‘La Gran Manzana’. Entonces, ella decide volver a

Saratoga con su marido, el mago, y descubre que la mansión se ha convertido en una

residencia de ‘jinetes’ jubilados, y aparecerá un personaje oscuro, llamado Dolores, que

tiene controlado al mago. Gracias a Rita, Edmond recuperará su individualidad y juntos

volverán a reencontrase a sí mismos. Atrás quedará la mansión en llamas, símbolo de

todo lo que se hizo mal en el pasado.


Un matrimonio forzoso que tuvo éxito

La colaboración ente Charyn y Boucq fue complicada desde el principio, Boucq estaba a la espera de algo ‘mejor’ y se sintió decepcionado cuando Mougin, redactor jefe de ‘À Suivre’ le presentó la novela negra de Charyn. Boucq era un dibujante humorístico de éxito, y era considerado como un magnífico caricaturista. Mientras Charyn, era un

novelista norteamericano, especializado en el género negro, por lo que parecía imposible que de esa unión saliera un producto que congeniara. Finalmente, y tras muchas discusiones, en 1986 salió La mujer del mago, una verdadera obra maestra para la época, que recibió el premio de Angulema de aquel año y unas cuatrocientas reseñas.

También se hicieron pequeñas tiradas para EEUU, pero sólo tuvo buena acogida por los

profesionales y unos cuantos aficionados. Es evidente que allí el público prefiere los

superhéroes y la creación autóctona.


Para más información contactar con contacta@graphiclassic.es